Skip to content

Yo no soy bilingüe, ¿y tú?

2012 junio 5

Hoy me gustaría hablar de bilingüismo, ese tema sobre el que llevo leyendo artículos de periódicos, entradas de blogs y comentarios en Twitter desde hace varios meses y que cada vez que veo en una oferta de empleo provoca que mi mente empiece a dar vueltas y más vueltas.

Se busca tornero fresador español con inglés bilingüe, administrativo bilingüe francés y, mi favorita, auxiliar administrativo español, inglés y alemán nativo trilingüe.

Estas y otras interesantes ofertas de empleo las puedes encontrar en cualquier buscador y no suelen especificar en qué lengua has de ser nativo ni para qué funciones vas a necesitar ser bilingüe francés/español. Porque está claro que necesito tener las mismas competencias lingüísticas en francés para ejercer labores administrativas que para el servicio de atención al cliente de un hospital en Francia o trabajar en una empresa portuaria, ¿verdad? Ejem ¬¬

En fin, el caso es que el concepto conocido como “bilingüismo” puede resultar ambiguo en general y especialmente complicado para las personas que no trabajan con lenguas.

La RAE parece que no lo tiene muy claro. Bilingüismo es el “uso habitual de dos lenguas en una misma región o por una misma persona”.

Con esta entrada me gustaría saber qué opináis vosotros. ¿Sois bilingües? ¿Por qué? ¿Cómo lo sabéis? ¿Cuándo os disteis cuenta? ¿Os sirve en vuestro trabajo diario? ¿Podríais trabajar con los mismos resultados sin serlo? Y estas preguntas no las hago sólo para los traductores o intérpretes. Bienvenidas sean todas las profesiones a este debate.

Esta entrada también viene a cuenta de haber leído y escuchado mucho últimamente eso de: “sí, sí, es traductor, es totalmente bilingüe”. Bien, pues yo soy traductora y no lo soy. Hay muchas personas que son bilingües y se dedican a la traducción y la interpretación: sí. Hay profesionales de la TeI que no son bilingües: sí. Y digo más, no todas las personas bilingües tienen que ser buenas traductoras.Dibujo

En mi caso, soy de un pueblo en el que el valenciano es la lengua mayoritaria (o su versión de él) y puedo hablar de política, medicina, comida, etc. con fluidez y entenderlo todo perfectamente, igual que en español, pero no me resulta natural y me cuesta expresarme por escrito. He vivido en Francia y hablo francés con varios de mis primos y con su familia; es mi lengua de especialidad, pero no soy bilingüe español/francés. Y tuve una época en la que vivía y soñaba en inglés pero tampoco soy bilingüe español/inglés. Y mucho menos trilingüe.

Es más, el 80 % de los traductores o intérpretes que conozco y que son estupendos profesionales tampoco lo son. Dominan perfectamente sus lenguas de trabajo, pero no hacen, por ejemplo, traducciones inversas sin la revisión de un nativo, porque no consideran esa lengua su lengua materna (por eso lo llamamos traducción inversa, ¿no?).

Los grandes organismos internacionales lo tienen muy claro: se traduce o se interpreta hacia tu lengua materna. No hay inversa. Si estás en cabina francesa siendo español es porque eres bilingüe. Y yo vuelvo a preguntarme, ¿eso cómo se sabe?

Fuera del mundo de la TeI eso de “yo hablo tal idioma a nivel bilingüe” se dice con demasiada rapidez y mucha cara dura. En este país los idiomas no se entienden, a pesar del consabido “inglés medio” de los currículos de media España. Sin embargo la respuesta puede parecer bastante obvia para los lingüistas: si los nativos de esa lengua te reconocen como a un hablante más de la misma, a todos los niveles y no sólo en las conversaciones del día a día, entonces  eres bilingüe, my friend. ¿O no?

Ahí lo dejo. Disculpad el rollo pero necesito sacármelo del sistema.

Saludos y nos leemos ;)

Jáu du yu séi dis in ínglis?? Pronunciando a la española.

2012 mayo 1
by (Traductora) De-formación Profesional

Escribo esta mini entrada para contaros un aspecto curioso de la traducción para doblaje, la hoja de pronunciación (puede ser un documento anexo o puede ir directamente en el texto traducido entre paréntesis, tras la palabra a pronunciar).

Como bien sabemos todos, al contrario que en el doblaje latino, en España las palabras que aparecen en el idioma original o los nombres propios se pronuncian sin ningún tipo de acento inglés. Esto no sucede porque no sepamos o podamos pronunciar bien, evidentemente, sino porque lo adaptamos a nuestra pronunciación.

Para hacer esta adaptación de la mejor manera posible siempre me han pedido que incluya una hoja de pronunciación anexa a la traducción.

Estas notas de pronunciación no están hechas con símbolos fonéticos ni mucho menos, escribimos la palabra con la pronunciación “a la española”, colocando tildes en las sílabas en las que la palabra extranjera iría acentuada para ayudar al actor de doblaje.

Como resultado obtenemos cosas tan curiosas como Washington (uásintón), email (i méil), Audri (ódri) o glamour (glamúr). Y es que aunque hay palabras cuya pronunciación puede parecer obvia, no siempre lo es, a pesar de lo que el “inglés medio” del currículo de media España afirme, y si hablamos de la pronunciación de otros idiomas apaga y vámonos.

Sin embargo, parece que no siempre se le hace caso a estas sugerencias, o simplemente no las hay.

Entonces nos encontramos con españoladas como (názan) en lugar de (néizan) para nombrar a los pobres Nathans del mundo. Y a veces nos encontramos con cambios inexplicables como ocurre con el personaje Cinna (sína) en el doblaje de Los juegos del hambre, que ha pasado a llamarse Sena la princesa guerrera, como veréis al principio del vídeo.

Otros ejemplos divertidos de algunos nombres propios habituales son:

  • James (yéims)
  • Google (gúguel)
  • Empire State (empáir stéit)
  • Torre Eiffel (ifél)

¿Qué os parece? ¿Alguna vez os han pedido este tipo de notas en la traducción para el doblaje?

Un saludo y nos leemos ;)

Spirited Away/El viaje de Chihiro

2012 abril 3
by (Traductora) De-formación Profesional

En el mundo de la traducción (y en el ámbito empresarial en general) es muy importante tener dos cosas muy claras: quién eres y qué es lo que quieres.

El viaje de Chihiro, además de ser una de esas películas que te ha encantado porque es una obra maestra, es una de esas películas que te hará pensar y ponerte un tanto filosófico. Y si no ha sido el caso, pues nada, ya me dejáis a mí, que filosofeo yo por todos.

Igual que en la película, debemos tener claro que en la vida es importante no perder de vista nuestros objetivos, porque en traducción hay que tener muy claro a qué quieres dedicarte y hay que ser muy constante y no dejar nunca de perseverar, sin importar cuántas veces te caigas ni cuanta gente quiera hacerte caer.

Debemos estar dispuestos a enfrentarnos a todo tipo de situaciones, generalmente agradables o curiosas y algunas otras veces, las menos, un tanto desagradables. De todo se aprende y nunca se sabe cuando algo podrá resultar de utilidad. Además, no debemos olvidar quién somos ni de dónde venimos. Somos profesionales y ofrecemos un servicio.

Mirando hacia el futuro

spirited away

Yo, personalmente, llevo un tiempo dándole vueltas a estas ideas y he llegado a la conclusión de que ahora mismo soy publicista, y el producto que vendo soy yo misma.  Así que con la ayuda del señor dibujante me he puesto manos a la obra y he estado unos meses dedicándome al networking.

Toda esta parrafada me va a servir de introducción a la presentación de mis últimas creaciones: la página web profesional y las tarjetas de visita. Ya sé que el autobombo no es plato de buen gusto para todos, pero estoy muy contenta con el resultado y me hace mucha ilusión compartirlo con vosotros. Espero que os guste y, por supuesto, también espero la crítica constructiva.

Aquí está mi nueva página web, Amrik Translations :

amrik translations home

De momento está disponible en español y pronto aparecerá en catalán y otros idiomas.

Aprovecho para darle las gracias a Curri, que con su buen ojo localizador enseguida se dio cuenta de algunas cosas que me había dejado sin traducir ;)

Y aquí podéis ver mis tarjetas de visita.

Son provisionales, porque encontré una oferta muy buena y barata (100 por 4 euros), pero me ha sorprendido la calidad del papel y de la impresión así que si no consigo presupuesto para Moo (*lágrimas), me replantearé un nuevo encargo de estas mismas.

tarjetas visita

¿Qué os parecen? Ya me contaréis.

En próximas entradas intentaré explicar los pasos que he dado para hacer la página web: en primer lugar la búsqueda del nombre, tu marca; después la creación de un logotipo; por último, una página web con un diseño profesional y personal a la vez.

Saludos y nos leemos ;)

Mil dolores pequeños, mi deformación profesional

2012 febrero 21
by (Traductora) De-formación Profesional

Tengo 25 años y soy traductora. Esta frase que a simple vista y sin leer entre líneas parece tan sencilla en mi caso se podría traducir por “tengo un dolor de espalda que no es normal para mi edad”. Y precisamente de eso voy a hablar en esta entrada.

Tengo 25 años y padezco de deformación profesional (he aquí la explicación del nombre del blog), trapecios con contractura muscular crónica y ciática. Para que me entendáis, tengo un dolor de espalda que me va desde el cuello hasta casi las rodillas. Vamos, que estoy hecha una vieja, sin ánimo de ofender a los de esa generación, que hay muchos que están en mejor forma física que servidora.

Hago esta entrada para comentar algunas cosas que los que trabajamos pegados al ordenador debemos tener muy presentes para que nuestro cuerpo esté tan en forma como nuestra mente.

No voy a hablar de higiene postural porque ya se ha comentado en otros blogs y lo podéis ver en muchas webs de medicina y en guías de higiene postural.

Simplemente quiero compartir algunos de los consejos de mi médico, que me recordó cosas que casi nunca tengo en cuenta y que son importantes para evitar los problemas posturales, los dolores de espalda y la sobrecarga de hombros y cuello.

Silla o sillón de trabajo

Es muy importante que nuestra silla de trabajo sea cómoda, con un asiento mullido, refuerzo lumbar y reposa brazos. Además, debemos recordar no sentarnos con las piernas cruzadas (una de mis malas costumbres) o sobre una pierna y demás posturas antinaturales.

También hay que fijarse en la altura de la silla. La mesa debe llegar más o menos hasta el esternón y es preferible que silla y mesa no estén muy alejadas, para evitar reclinarse o encorvarse sobre la mesa.

Reposa pies

Si todavía no tenéis un reposa pies, no esperéis más. Tener los pies ligeramente elevados relaja la tensión de la columna al estar sentados. Además, ahora hay algunos con calefacción incorporada y visto que este año hace frío hasta en Valencia  seguro que es una buena inversión.

Pantalla y resolución

Tener una pantalla lo suficientemente grande y con una resolución y un tamaño de letra que no nos obligue a forzar la vista es importante. Así se evita esa mala costumbre de ir acercándose paulatinamente a la pantalla y terminar encorvado y con una postura muy incómoda.

Yo soy un mal ejemplo de higiene postural, hasta tal punto que hay momentos en que se me caen las gafas porque estoy demasiado inclinada sobre el teclado.

Posición de los brazos

No sé si esto os pasará a vosotros, pero normalmente no sé cómo poner los brazos.

¿Los apoyo en la mesa? No, porque no me caben. ¿Los pongo en los reposabrazos de la silla? Vale, pero entonces no llego bien al ratón.

Mi médico me recomendó encarecidamente que reorganizara mi lugar de trabajo para que en la mesa hubiera suficiente espacio para poder apoyar los brazos, o para que el ratón llegue a la altura de mi mano si uso los reposabrazos.

El ratón

La última vez que estuve en la consulta, el médico hizo una pregunta muy curiosa: “¿Cómo mueves el ratón?”, “Con la mano”, le respondí. “¿Estás segura? ¿No mueves el codo ni el hombro?”.

Entonces traté de recordar como movía el ratón. Es algo que no había pensado nunca pero en realidad, tal como estaba organizado mi escritorio, para mover el ratón tenía que cambiar el punto de apoyo y a veces dejaba el brazo en el aire.

Pues bien, para mover el ratón sólo es necesaria la muñeca. no hay que mover el codo ni el hombro, ni tener el brazo en el aire.

Fijaos cuando estéis usando el ordenador y luego me contáis qué tal. Si movemos algo más que la muñeca conseguimos sobrecargar ese brazo y, en mi caso, mi trapecio derecho ya está bastante fastidiado.

Así que ahora, con la nueva organización del escritorio, tengo los brazos apoyados en la mesa de manera que coloco la espalda recta y tengo el ratón al alcance de la mano sin tener que cambiar el punto de apoyo del codo.

 

Así que ya sabéis, observad vuestra postura y realizad los cambios necesarios para modificarla. También sería recomendable buscar a alguien que os aprecie un poquito y que os llame la atención cuando empiece a saliros la chepa.

Un saludo y a cuidarse Guiño

Valoración personal: Máster Traducción Creativa y Humanística

2012 enero 25
by (Traductora) De-formación Profesional

Y después del resumen de la parte académica del MTCiH de la UV, quiero hacer una valoración más subjetiva de lo que me encontré. Espero que este año lo “mejorable” haya mejorado o que mejore en un futuro.

Creo que cuando te planteas estudiar un máster lo haces principalmente por dos razones, la especialización en algún campo que te guste y la intención de mejorar tus posibilidades a la hora de buscar trabajo. Pues bien, en este máster nos ofrecen, aparentemente, un plan de estudios que contiene un itinerario investigador, para los amantes de la especialidad que deseen investigarla en profundidad, y un itinerario práctico, para quienes quieres hacer unas “estupendas prácticas en algunas de las mejores empresas de traducción de la zona”.

Aspectos-mejorables Además, las asignaturas obligatorias y troncales parecían muy bien desarrolladas, menos las dos o tres teóricas que intuía que ya había estudiado, y la oferta de optativas era muy interesante, entre ellas “traducción de videojuegos” y “traducción de documentales en italiano”, lo cual me permitía descubrir un campo nuevo o continuar con el italiano que es mi lengua D.

Así que, hice las maletas y me vine a Valencia y empecé la aventura con los ahorros del trabajo de profesor, algunos encargos de traducción y llena de expectativas sobre la oferta de prácticas que nos presentarían. Y a partir de aquí, no quiero ser mala, ni desanimar a nadie, pero voy a hablar de los aspectos “mejorables” del máster.

En primer lugar, la organización de las admisiones. Al hacer la preinscripción tuvimos que elegir una especialidad y el problema es que no existían unos criterios claros ni específicos sobre cómo iba a realizar el baremo el comité de admisiones. En principio, los estudiantes de TeI tienen preferencia y los estudiantes de otras licenciaturas deberán justificar un nivel C1 de la lengua de especialidad. Si decidís matricularos y os ponen alguna pega porque sois de TeI y la especialidad que habéis elegido no es vuestra lengua B en la carrera, ¡ojo!, solicitad toda la información sobre los criterios de admisión. Este máster tiene una demanda muy alta en inglés y tratan de conseguir más matriculados en francés.

En segundo lugar, la organización de las asignaturas, en cuanto a tiempo. Me explico, la mayoría de las asignaturas se quedan cortas de tiempo, sobre todo las que comparten más de un profesor. Hay profesores a los que hemos visto dos días, literalmente, y su parte de la asignatura resulta confusa y no se profundiza lo suficiente como para llegar a entenderla o a dominarla. Además, aunque en un principio me alegré de repasar conceptos con las asignaturas teóricas que ya había visto, esos dos primeros meses acabaron siendo tediosos y repetitivos y si después le sumamos la falta de tiempo en otras asignaturas, creo que hay algo que no va bien en la selección de asignaturas y la organización del tiempo. Y para seguir con la gracia, la amplia oferta de asignaturas optativas de la preinscripción acabó reduciéndose a dos o tres, así que, definitivamente hace falta un cambio.

Por último, voy a hablar de la oferta de prácticas. Desde el comienzo del máster, sobre todo por parte Enric Serra y José Santaemilia, las prácticas han estado muy presentes. Se nos comentó la experiencia de otros años, cómo funcionaba el proceso y que tendríamos unas reuniones con el ADEIT para hablar sobre qué tipo de prácticas nos interesaban, porque ellos son los encargados de contactar con las empresas. Además, nos explicaron la posibilidad de realizar un autopracticum en caso de tener interés en una empresa específica y de que consiguiéramos llegar a un acuerdo por nuestra cuenta.

Esta reunión no se llegó a celebrar, simplemente se nos preguntó en clase a modo de “que levanten la mano los interesados en editorial”, etc. y creo que es muy importante hablar con el tutor de prácticas e insistir en hacer esta reunión. Así dejaréis claro las empresas que os interesan, la especialidad que os interese e incluso si tenéis disponibilidad para desplazaros a otras ciudades o si queréis incluir empresas que trabajen con valenciano (ya que no es un idioma trabajado en el máster y hay un gran número de alumnos extranjeros), etc.

En nuestro caso, la oferta incluía prácticas en sitios tan pintorescos como la “Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Valencia”, la “Asociación de Investigación y Desarrollo en la Industria del Mueble y Afines” y la “Oficina de Turismo de Bocairent”; que sin ánimo de ofender a nadie, yo no me he dejado un trabajo bien pagado en otra ciudad, para venir hasta aquí a especializarme en traducción literaria y audiovisual, para hacer prácticas realizando traducciones comerciales por las que ya cobro trabajando por mi cuenta.

Este tipo de oferta me parece adecuada para la licenciatura, o para gente que quiera coger ritmo de traducción e iniciarse en la labor traductológica, pero no para un máster de especialidad. La oferta especializada se reducía a la empresa de nuestra querida Nuria Sanmartin, Interpunct, especializada en traducciones técnicas y accesibilidad, y a la empresa especializada en subtitulación y festivales de cine, Subtitulam, y un par de empresas más que solicitaban el valenciano como requisito.

En cualquier caso, no os asustéis, hay más prácticas disponibles si podéis permitiros pasar un mesecito en Madrid, por ejemplo, o si os movéis e intentáis conseguir un autopracticum. Por mi parte yo tuve la suerte de hacer las prácticas en Traducciones Imposibles, y disfruté mucho la experiencia.

Hasta aquí mis quejas. Del itinerario investigador no puedo hablar mucho, porque no lo cursé, pero tengo entendido que organizaron algunas charlas o sesiones de reunión obligatorias (algunas eran las ponencias que incluía el máster) y una vez elegido tema y tutor cada alumno trabajaba por su cuenta. Este itinerario está muy bien porque al tratarse de un máster oficial puedes continuar con la tesina si te interesa hacer el doctorado. Incluso hay alguna traductora valiente que ha conseguido hacer ambos itinerarios a la vez (será por eso de lidiar con magos y brujas en Avalon, que ya puede con todo :P)

Acabo ya esta entrada interminable y sólo me queda decir que a pesar de las cosas “mejorables” las asignaturas están bien presentadas y se aprende bastante en clase, además siempre cabe la posibilidad de profundizar más en las materias que te interesen, seguro que cuentas con el apoyo del profesorado. 

Es normal que surjan este tipo de problemas, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un máster relativamente nuevo. Nosotros fuimos solucionando los problemas poco a poco y al final, aunque no lo parezca con tanta queja, ha valido la pena.

A grandes rasgos: Máster de Traducción Creativa y Humanística

2012 enero 24
by (Traductora) De-formación Profesional

Lo prometido es deuda, así que en este post voy a hacer un pequeño resumen del MTCiH de la Universidad de Valencia. Voy a describir las asignaturas y las distintas ponencias que incluye cada una, tratando de ser lo más objetiva posible. Espero que sea útil para la gente que está indecisa y para los que ya están cursándolo. Por supuesto, hablo desde mi experiencia, y sólo de las asignaturas que yo he cursado, en la especialidad de inglés.

El máster empieza con un bloque teórico, que incluye varias asignaturas que los estudiantes de TeI habrán visto en la carrera/grado y que es común a las dos especialidades (francés e inglés). Una vez terminado ese bloque empiezan las asignaturas troncales de especialidad y las optativas, que se podían elegir fuera de tu especialidad.

Hay que tener en cuenta que este posgrado no es exclusivamente para estudiantes de TeI, así que estas asignaturas sirven como introducción a la teoría y la práctica de la traducción, para los que todavía no han tenido contacto, aunque puede resultar un módulo un tanto tedioso para los que han cursado asignaturas relacionadas. No me quedó claro si era posible la convalidación de asignaturas con un plan de estudios similar, en cualquier caso, decidí cursar el máster completo ya que siempre viene bien repasar conceptos.

Enfoques teóricos de la traducción

La imparte Montserrat Veyrat y abarca el marco teórico de la traducción. Los traductores recordaréis a nuestra querida Amparo Hurtado y esa gran obra Traducción y Traductología. Los novatos, aprenderán a quererla Guiño.

También tuvimos como ponente a una eminencia lingüística, Nelson Cartagena, que nos habló de las “Líneas traductológicas en la evolución de la praxis de la traducción”.

Y la guinda del pastel la puso Nuria Sanmartín hablándonos deEl futuro en la teoría traductológica”. Gracias a ella descubrimos que hay otro mundo paralelo a la consabida traducción literaria o audiovisual: la localización y la accesibilidad. Además, pudimos participar en unos talleres en los que aprendimos muchísimo y que comentaré en la segunda parte del post.

Análisis discursivo aplicado a la traducción

Esta asignatura la comparten Mª Amparo Olivares y Ricardo Morant Marco. La parte impartida por Ricard es muy breve, pero también muy interesante porque trata la comunicación verbal y no verbal, que no siempre tenemos en cuenta. En la segunda parte de la asignatura, Amparo nos habla del análisis del discurso y de su aplicabilidad en la praxis traductora.

Además, contamos con la presencia de la profesora Isabel García Izquierdo, de la Universidad Jaume I, que nos habló de los “Géneros textuales para la traducción”.

Corrección y edición profesional de textos

Impartida por Enric Serra Alegre, el director del máster. Esta materia se ocupa del proceso de corrección y edición de textos, desde la recepción de un manuscrito hasta su publicación, prestando especial atención a las cuestiones tipo­gráficas, ortotipográficas, gramaticales y léxicas.

Es una asignatura muy útil, que no se trataba en profundidad en la carrera y, personalmente, me parece indispensable.

Deontología y práctica profesional del traductor

En esta materia también contamos con dos profesores, Carlos Hernández
y José Santaemilia.

El temario impartido por Carlos trata sobre la ética y la deontología del traducir, mientras que la parte de Santaemilia abarca las dimensiones de la praxis profesional de la traducción, la formación y las salidas profesionales.

Como muestra de estas salidas profesionales contamos con la presencia de
Anabel Borja, de la UJI, que resolvió nuestras dudas de traducción jurada y de la enseñanza de la traducción. Y también dedicamos una parte de la asignatura a la documentación y los entornos informáticos, que el traductor debe considerar una parte fundamental de su trabajo, con la profesora Dora Sales, quien nos enseñó gran variedad de recursos informáticos y de estrategias de documentación, desconocidas hasta para los que hemos cursado “Documentación” en la carrera.

Análisis de textos literarios y audiovisuales

Se propone un recorrido por las principales tipologías de textos literarios, con Miguel Teruel, y audiovisuales, con Jesús Tronch, con el propósito de reconocer sus estrategias retóricas básicas, identificar y predecir los problemas de su traducción, y adquirir la competencia para solventarlos.

Me gustó especialmente esta asignatura porque en la licenciatura mis asignaturas de literaria eran de la especialidad francés y me quedé con ganas de más. Si os interesa la literaria, sobre todo la poética, consultad bien las optativas porque hay una asignatura especialmente dedicada a la poética.

Traducción de géneros narrativos para jóvenes y niños

En esta asignatura Eusebio Llácer Llorc nos acercó al mercado profesional de la traducción de géneros narrativos para niños y jóvenes y nos hizo enfrentarnos a algunos retos como traducir fragmentos de The three little pigs y Harry Potter (que puede parecer que no, pero tiene su miga).

Traducción de géneros narrativos para adultos

Con Juan José Calvo analizamos algunas obras de la literatura británica y estadounidense y realizamos traducciones, comparándolas con las versiones ya publicadas.

Con las dos asignaturas sobre traducción narrativa podemos observar el contraste existente en la traducción dependiendo del público al que vaya dirigida la obra. Para los estudiantes de TeI será lo más parecido a la carrera que verán en todo el máster (sin contar con el módulo teórico).

Traduccción para el doblaje

En la introducción de la asignatura de doblaje contamos con la presencia de otro de los grandes, Frederic Chaume, y la práctica de la traducción para el doblaje y el ajuste nos la enseña una de sus mejores discípulas, Glòria Torralba, también de la UJI.

Como ya os explicarán ellos, lo normal no es que el traductor de doblaje realice el ajuste, pero creo que es una formación necesaria y complementaria para realizar una buena traducción y que no sea necesario realizar grandes modificaciones a nuestro texto final.

Traducción para la subtitulación

De la subtitulación de encarga la Universidad de Alicante, con John D. Sanderson en la especialidad de inglés y Pedro Mogorrón en francés (lo comento porque a los de la UA os sonarán, porque estas asignaturas son las mismas).

Con John vimos diferentes elementos que podemos encontrar a la hora de subtitular, paronimia, polisemia, elementos culturales, expresiones idiomáticas, etc. que acompañados de la imagen pueden suponer un problema de traducción.

Traducción de otros géneros audiovisuales

Esta es la asignatura que más profesores comparte. Con Manuel De La Fuente hemos visto la traducción de canciones, muy por encima. Con Sergio Maruenda, la traducción periodística, un poco más en profundidad y de manera directa e inversa. Y con Barry Pennock, la traducción publicitaria y comercial, también practicando directa e inversa.

Literatura y Cine

Se podría decir que Mabel Richart Marset imparte la asignatura más curiosa del máster y la que más nos sorprendió a todos. Esta asignatura no trata de analizar y comparar una novela con su adaptación al cine, ni de analizar sus traducciones al español. Se trata de comprender el mensaje de una obra literaria y como se traslada ese mensaje al cine. Veréis que es una asignatura cuanto menos interesante y divertida, que os dará mucho en qué pensar.

Este es el resumen de mi paso por el máster. En general, estoy muy contenta y he aprendido muchísimo, aunque con algunas asignaturas me quedé con ganas de más. Pero eso es otra historia.

Como veo que me ha quedado un poco largo dejo la valoración personal con los aspectos que más me han gustado, y los que no tanto, para otro post.

Versatile Blogger Award

2012 enero 16
by (Traductora) De-formación Profesional

Escribo mi segunda entrada muy contenta y animada y espero que os guste tanto como me gustó a mí la entrada de la compi traductora que me ha llevado a escribir esto.

El otro día recibí un FF por twitter que me llevó hasta un blog que no conocía y que enseguida me enganchó (estuve un buen rato leyendo desde mi htc, hasta que se me secaron las lentillas :P). Se trata de Traducciones Yedra, de Yedra Domínguez Mora y, además de darle la enhorabuena por su blog y su trayectoria profesional, quiero darle las gracias por la nominación.

Leyendo su entrada descubrí estas nominaciones blogueras y me pareció una idea estupenda, además de hacerme muchísima ilusión. Y diréis, ¡qué tonta! Pues sí, soy muy sentimental para todo. Así que entre las cien visitas a la primera entrada del blog y la nominación, he empezado la semana con mucha energía y ganas de escribir. Este es el segundo post y tengo preparado alguno más para finales de mes, así que, empiezo el año de manera constante. Espero que dure ;)

Como ya imaginaréis o sabréis, no es un premio de verdad, pero es una buena idea para conocer mejor a las grandes personas que hay tras los blogs y también para darnos a conocer a nosotros mismos, que a algunos nos cuesta más que a otros.

Y dicho esto, aquí tenéis las normas del Versatile Blogger Award:

1. Agradécele al que te ha premiado y añade un enlace a su blog en tu entrada.
2. Comparte siete cosas sobre ti.
3. Pásale el premio a 15 blogs que hayas descubierto recientemente, que consideres indispensables o que, simplemente, disfrutes leyendo.
4. Contacta a los blogueros que hayas escogido para que sepan que les has dado el premio.

La primera norma ya la he cumplido de buena gana así que pasemos a la segunda. Siete cosas sobre mí:

- Soy de Monóvar, un pueblo de Alicante, pero vivo a caballo entre el pueblo y Valencia desde finales del 2010 por motivos sentimentales, académicos y profesionales. Monóvar, es un sitio cuanto menos pintoresco, que ha tenido a grandes figuras de la literatura como Azorín, aunque he de reconocer que yo no he conseguido leer nada suyo. Si queréis un dato curioso podéis entrar aquí y veréis que en mi pueblo no se habla ni castellano ni valenciano, se habla monovero. Me encanta esta ciudad, el ambiente mediterráneo y la luz del sol (aunque mientras escribo esto están cayendo chuzos de punta, literalmente, con rayos, truenos y el paquete completo).

- Y eso me lleva a otra cosa sobre mí: odio la lluvia. Las vueltas que da la vida porque de pequeña me encantaba, pero ahora no soporto los días que llueve. Me afecta físicamente y anímicamente. Pero hoy no, hoy no estoy como el tiempo, o bueno, no tanto :)

- Me gusta mucho viajar, en plan guía turístico nivel experto, con libro guía en la lengua de destino y si hay dinero en algún idioma más. Me gusta muchísimo planificar el viaje, hacerme diagramas y mapas y marcar rutas con el transporte público. Aunque luego llego al lugar de destino y acabo perdiéndome, y anotando el nombre de las calles que me gustan para luego ver si me he perdido algún dato curioso en mis queridas guías.

- Me gusta el cine, pero más la música. Soy bastante dispersa en cuanto a estilos musicales, pero hay dos o tres cantantes/grupos que no aguanto: Estopa, Melendi y Camela. Y me encanta el karaoke, lo reconozco. Para horror de mis conocidos me lo paso pipa y a veces, después de pasar toda la noche “cantando”, al día siguiente no llueve, jejeje.

- Estudiar TeI ha sido una de las mejores decisiones que he tomado nunca, seguida por dejar el trabajo en el cole y hacer el máster de traducción de la UV. No sólo por la experiencia que he adquirido y los grandes profesionales que he encontrado por el camino, sino también, por las grandes personas que he descubierto en esos profesionales y que ahora puedo llamar amigos.

- Estudié francés como lengua B, así que francés debería ser mi segundo idioma, pero en realidad el inglés siempre ha tenido un trocito de mi corazón y he pasado temporadas de mi vida hablando inglés con gente muy importante para mí, así que el inglés es ahora mi lengua B.

- Ahora estudio chino, o eso dice el recibo que tengo del Instituto Confucio, pero entre unas cosas y otras voy más bien poco a clase y he aprendido un poco menos. Espero aprovechar esta racha de positividad y ponerme al día pronto, a ver si dentro de poco puedo contar mis progresos con este idioma tan simpático, como poco.

Y ahora voy con la nominación de quince blogs, que me ha costado mucho reunir, porque no quería repetir, para que sea más divertido:

Azote ortográfico de Rocío S

Lluís Translations de Lluís Cavallé

Analizando la traducción de Ana Ramírez

EL arte de traducir de Eva María Martínez

¡Traduzcamos! de Aitzi

Diario de un traduqué? de Sergio Rodríguez Tapia

Perdido en San Borondón de José Luís Castillo Flores

La torre del traductor trastocat de Vicent Torres

La traductora sin palabras de Almudena

Letras de sastre de Raimundo Rizo Sánchez

Pensando, que es gerundio de Sandra

Translating like a ninja de Laura F F

Translation Lifestyle de Bárbara

El blues del traductor de María del Mar Illescas

Traduciendo en Ávalon de Andrea Ladrón de Guevara, que todavía está en construcción, pero estoy segura de que en breve dará mucho de que hablar, o escribir.

Aviso por twitter y/o comentarios en los blogs ;)

The pursuit of happyness / En busca de la felicidad

2012 enero 11
by (Traductora) De-formación Profesional

Empiezo pidiendo disculpas porque, aunque me considero una ávida lectora, no soy muy buena escritora cuando se trata de mis propias ideas, así que una vez avisados, aquí va la primera parrafada…

A principios de este año, que no ha hecho más que empezar, me llevé un buen porrazo con un futuro proyecto que ha hecho que me decida finalmente a empezar un blog, un poco para desahogarme y un mucho para compartir lo que voy aprendiendo del bonito y duro mundo traductoril.

El porrazo ha sido necesario para despertarme, ya que hasta ahora he trabajado con gente que me ha llevado de la manita y me ha tratado muy bien siempre. Me he dado cuenta de que lo que hasta ahora ha sido mi relación con el ámbito laboral no es realista.  Así que me ha servido para  ver la necesidad de retomar la búsqueda de futuros clientes y contactos que tenía abandonada desde hace algunos meses por culpa de un virus que nos afecta a todos de vez en cuando, la desmotivación.

Si hay algo que he aprendido desde que terminé la carrera es que la desmotivación es el peor enemigo de un traductor y por eso en esta primera entrada voy a auto motivarme, recordando cómo llegué a descubrir la profesión que me apasiona y el corto camino que llevo En busca de la  felicidad, intentando hacerme un hueco como traductora profesional.

Supongo que todo empezó en secundaria, cuando llegó el momento de empezar el bachiller y de elegir especialidad no era capaz de elegir ciencias o letras. La arquitectura me llamaba mucho la atención y aunque me encantaba la literatura y la lengua inglesa, no quería ser profesora ni azafata así que, ¿qué podía hacer con los idiomas? Decidí hacer lo más sensato y elegir la rama de ciencias para apostar por la arquitectura y como habréis imaginado ya, la cosa no cuajó. Me gustaba lo que estudiaba pero no me veía entre números, escuadras, cartabones y  vectores durante cinco años más el proyecto.

Y entonces, conocí a una mujer increíble, con un trabajo que parecía un sueño hecho realidad. Hablaba tres idiomas a la perfección, dos de ellos a nivel nativo. Había viajado muchísimo por placer, pero también viajaba por motivos de trabajo, porque era “intérprete”, y además, cuando no viajaba trabajaba desde casa, porque era “traductora”. Tenía sus propios horarios, podía vivir en cualquier parte, y trabajaba con muchos temas distintos así que nunca se aburría. Y tras dos años de escuchar sus anécdotas sobre el trabajo y de aprobar la selectividad gracias a las altas notas en asignaturas “de letras”, decidí estudiar TeI, sin importarme en que idioma especializarme. Estaba dispuesta a aprender todos los idiomas que se ofertaran.

Cuatro años universitarios después y uno de Erasmus en Francia, tenía mi título en el bolsillo y empecé a enviar CVs como una loca. Me llamaba mucho la atención la traducción literaria así que mi primer objetivo fueron las editoriales, y después todo lo que encontré. Sin embargo, dos meses más tarde no había recibido NINGUNA respuesta. Repito, ninguna. Ni un gracias. Fue brutal (todavía hoy sigo sin respuestas). Y es que es muy difícil conseguir contactos en este mundillo, sin experiencia, sin especialización, sin prácticas (que en Alicante no son obligatorias), sin, sin, sin.

Y en Navidad, me ofrecieron trabajo como profesora de francés en mi antiguo colegio. No era lo que quería, pero necesitaba trabajar, así que acepté y la cosa no fue tan horrible. De hecho, le cogí el gusto a la enseñanza y gracias a mi traductora intérprete preferida, empecé a trabajar también de traductora lo cual me permitía no perder el ritmo. Pero no tenía suficiente, quería traducir más y participar en proyectos de traducción un poco más creativos.

Me pareció que era un buen momento para especializarme y el máster de Valencia tenía buena pinta y entonces, a pesar de tener un contrato que podía prolongarse si me matriculaba en el CAP online, dejé el colegio y me hice un agujero en el bolsillo para estudiar un máster que prometía especialización en traducción literaria y audiovisual y unas estupendas prácticas en empresas.

No voy a entrar en detalles sobre dicho máster, pero conseguí mi autoprácticum, en una de las grandes empresas de la traducción audiovisual con sede en Valencia, y no sólo aprendí mucho sino que también participé en proyectos reales.

Han sido tres años de emails sin respuesta, pero también de respuestas muy humanas. De conocer el punto de vista de grandes como Fede Chaume y Dora Sales, en clase y de otros también grandes en Twitter y el mundo bloguero en el que soy tan novata. De ver con otros ojos la traducción literaria y abrir la mente para la traducción audiovisual. Pero también han sido tres años de trabajo intermitente y búsqueda de nuevas oportunidades.

Y esto último es precisamente lo que necesitaba recordar. Hay que trabajar muy duro, no sólo por “trabajar”, sino por “conseguir trabajo”. Hay que estar motivado y dispuesto a seguir aprendiendo. Hay que dar un paso más y entrar a formar parte de la gran comunidad traductoril.

Y gracias a todos estos seres encantadores que desde hace unos meses descubro de manera virtual, he recordado también que hay que tener muy presente que los traductores existimos y valemos y debemos tener Great expectations / Grandes esperanzas.

Stop censorship